martes, 30 de septiembre de 2014

Trata de imaginar una vida sin contar el tiempo…

Trata de imaginar una vida sin contar el tiempo… Probablemente no puedes… Conoces los meses, los años, los días de la semana, las horas, los minutos, los segundos… Seguro hay un reloj en tu pared, en tu carro, en tu muñeca… Tienes agenda, un calendario en el escritorio o en la pared… Todo a tu alrededor está midiendo constantemente el tiempo. Ahora piensa:
Los pájaros nunca llegan tarde.
Los perros nunca miran su reloj.
Los venados no están pendientes de los cumpleaños que pasan.
Sólo el hombre mide el tiempo. Es por esto que sólo el hombre sufre de ese miedo que ninguna otra criatura enfrenta:  el miedo a quedarse sin tiempo… cuando en realidad lo único que existe es ahora.

The timekeeper -  Mitch Albom


Probablemente no puedes… Conoces los meses, los años, los días de la semana, las horas, los minutos, los segundos… Seguro hay un reloj en tu pared, en tu carro, en tu muñeca… Tienes agenda, un calendario en el escritorio o en la pared… Todo a tu alrededor está midiendo constantemente el tiempo. Ahora piensa:

Los pájaros nunca llegan tarde.

Los perros nunca miran su reloj.

Los venados no están pendientes de los cumpleaños que pasan.

Sólo el hombre mide el tiempo. Es por esto que sólo el hombre sufre de ese miedo que ninguna otra criatura enfrenta: el miedo a quedarse sin tiempo… cuando en realidad lo único que existe es ahora.

The timekeeper - Mitch Albom

sábado, 20 de septiembre de 2014

¿Qué es una madre?

Una madre es el ángel que Dios pone en nuestra vida desde el momento mismo de la gestación.

Una madre es...
Esa persona que con toda delicadeza nos cuida en nuestra etapa de indecisión, nos enseña con amor a valernos en la vida y nos levanta con dulzura ante cada caída.
Esa mujer, que no duerme cuando estamos mal, que vive en carne propia cada uno de nuestros sufrimientos y que se alegra con cada alegría y logro nuestro… como si fuera suyo.
Es la mujer que está ahí, sin miramientos, sin egoísmos. Es el amor de Dios hecho mujer, el más sincero, el más puro. Que daría la vida por nosotros, si fuera necesario. Siempre deseosa de hacernos bien, y aunque como ser humano pueda equivocarse, nunca lo hace por maldad.
Es el ser sublime con el que aprendemos el verdadero significado de la palabra AMOR, CONTENCIÓN, ENTREGA, SINCERIDAD.

No elegimos donde nacer, nuestra madre tampoco nos elige, pero sea como sea que venimos al mundo, para ella somos lo más sagrado, lo más sublime y lo más hermoso.

Te doy gracias Dios por la madre que me has regalado, porque ella con tu luz, me enseñó a ser lo que soy hoy día. Mis logros son tus logros madre mía. Son fruto de tus desvelos, de tus consejos y risas… y porqué no decirlo, muchas veces de tus lágrimas… que hoy ya adulta los valoro con ternura y los admiro por tu fuerza de no decaer nunca aunque muchas veces habrás sentido que ya no dabas más. Esto es lo que siento hacia ti, mi mamita, mi ángel, mi maestra, mi ejemplo… y MI MEJOR AMIGA.

Es triste tener que admitir que la vida nos hace fríos e indiferentes, tanto como para que fluyan más fácilmente las palabras ante una carta impersonal, pero que sale del alma, pensándote, sintiéndote en el corazón… Aunque me cueste decírtelo de frente, TODO ESTO QUE ESCRIBO eres tú, mi madre, mi ángel enviado por dios hecho mujer y madre.

TE QUIERO MUCHO MAMITA Y…
GRACIAS POR TODO LO QUE ME HAZ DADO
Y ME SIGUES DANDO.

Tu hija que te adora con toda su alma y energía.


Sonia Isasi.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

El día mas bello


¿Cuál es el día más bello?

HOY

¿La cosa más fácil?
EQUIVOCARSE

¿El obstáculo más grande?
EL MIEDO

¿El mayor error?
ABANDONARSE

¿La raíz de todos los males?
EL EGOÍSMO

¿La distracción más bella?
EL TRABAJO

¿La peor derrota?
EL DESALIENTO

¿Los mejores profesores?
LOS NIÑOS

¿La primera necesidad?
COMUNICARSE

¿Lo que me hace más feliz?
SER ÚTIL A LOS DEMÁS

¿El misterio más grande?
LA MUERTE

¿El peor defecto?
EL MAL HUMOR

¿La persona más peligrosa?
LA MENTIROSA

¿El sentimiento más ruin?
EL RENCOR

¿El regalo más bello?
EL PERDÓN

¿Lo más imprescindible?
LA FAMILIA

¿La ruta más rápida?
EL CAMINO RECTO

¿La sensación más grata?
LA PAZ INTERIOR

¿El recuerdo más feliz?
LA SONRISA

¿El mejor remedio?
EL OPTIMISMO

¿La mayor satisfacción?
EL DEBER CUMPLIDO

¿La fuerza más poderosa del mundo?
LOS PADRES

¿La cosa más bella del mundo?
¡¡EL AMOR DE DIOS!!

Madre Teresa

Despéinate y vive feliz


¿De qué te preocupas? ¿Por qué lloras?
¿Por qué motivo no te sientes libre?

¡Despéinate y vive feliz!



La vida está para vivirla en plenitud, para disfrutarla de corazón. No te encierres en tus sufrimientos, no vivas la vida enfocándote en el dolor y lo negativo. La vida es y será como tú la quieras, ¡disfrútalo, vive con alegría en tu corazón!

“Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad. Lo rico engorda, lo bonito sale caro, el sol que ilumina tu rostro arruga y lo realmente bueno de esta vida, despeina.”

¡No tengas miedo a despeinarte!

Reírte a carcajadas, viajar, volar, correr, meterse en el mar,
quitarte la ropa... todas estas cosas despeinan. Besar a la persona que quieres y jugar, despeina. Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina. Bailar hasta no tener fuerzas y aliento, te deja el pelo irreconocible. Así que discúlpame si me ves con pelos locos.


Sólo quiero ser feliz
Somos todo amor, y necesitamos vivir enamorándonos de la vida, de nosotros mismos y aquellos que están a nuestro lado.

¡Tú vales mucho!
Dentro de tu gran capacidad de amar está el de amarte a ti mismo, el de entregar de ti mismo para poder amar y ayudar a los demás. Eso es algo que te hace especial como persona y algo que te da un gran valor en los ojos de los demás: tener ojos, amor y bondad para con ellos.

Nada en este mundo merece que tus ojos siempre derramen lágrimas… nada amerita que tu corazón se llene de inquietudes, pues desde el fondo de tu ser tienes que sacar esa fortaleza que Dios te dio desde el instante mismo en que te creó, para bien de la vida… para que camines por el mundo con la frente en alto y sepas afrontar cualquier situación que te lastime.

En tu interior encontrarás la fortaleza,fuerza, esperanza, vida y amor que necesitas… No pierdas nunca el camino, fortalecerte de amor, paz, cordura y cuando encuentres el equilibrio en tu ser sabrás qué hermosa es la vida y encontrarás la verdadera felicidad.

Quien vive con alegría es porque lo ha decidido así, pues nadie está exento de problemas. La diferencia está en que algunas personas deciden dejar que el cabello se les despeine y tomarlo con alegría.


Ahora ríe, baila, despéinate y deja que el viento mueva tus cabellos libremente, no vivas con el dolor llenándote el corazón, la vida es y será como tú la quieras.

 Autor: Shoshan.

Algo que hoy y siempre quiero regalarte...




Hay cosas que quisiera regalarte siempre,
estas son algunas de ellas:




Amistad…
Para que cuando tu alma añore un amigo,
sin pensar lo busques, y ese alguien corra a tu lado.


Sonrisas…
Para que cuando tus lágrimas se deslicen
por tu mejilla en un día gris y oscuro,
sean las risas las que iluminen tus tristezas.


Grandes sueños…
Para que cuando en tu mente exista un vacío,
sean aquellos bosques cubiertos de invierno
los que atrapen la atención de tu pensamiento.



La fuerza de unas manos…
Para que cuando tus tobillos se cansen,
los hombros de alguien te sirvan
y den fuerzas para andar.



Un ramo de abrazos…
Para que cuando los tropiezos te dificulten el andar,
sean los ánimos una esperanza
que te ayuden a continuar.



Una estrella joven y brillante…

Para que cada vez que el sol descanse,
sea esa fiel luz, la que te acompañe.


Un pedacito de humildad…
Para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona,sea la sabiduría, el aire mágico que te haga valorar, lo que otros desprecian al llegar a una nueva orilla.


Mi cariño sincero…
Para que cuando sientas que nadie te acompaña,
recuerdes que en paisajes verdes o valles áridos, mi pensamiento siempre te lleva de la mano.


Un abrazo inmenso…
Para que cuando necesites sentir tus fuerzas
sean estos abrazos, el puerto de tus emociones.


Un par de lágrimas…
Para que se alberguen entre tu alma y corazón,
así, si algún segundo la soberbia daña tu andar,
sea una muestra de sensibilidad ajena,
la que te ayude a no cometer injusticias.


Hoy quiero desearte....
que compartas tus alegrías con los seres que amas,  para que cuando creas que caminas en la soledad, mil angelitos resguarden tu mirada.



Hoy quiero obsequiarte...
Lo más bello que puedas recibir;
mientras transformas estas líneas en un espejo
donde encuentres ternura y belleza
en tu mirada sonriendo.



Este tipo de regalos crecen y más grandes se hacen, cuanto más se comparten.
Compártelo.



Autor: Ing. Gerardo Mendoza Mendoza

¿Cuánto vale tu tiempo?



La noche había caído ya; sin embargo, el pequeño niño hacía grandes esfuerzos por permanecer despierto. El motivo bien valía la pena; estaba esperando a su papá. Los traviesos ojos iban cayendo pesadamente cuando se abrió la puerta.

Hijo: “Papá, ¿puedo hacerte una pregunta?”
Padre: “Sí, claro, ¿qué es?”
Hijo: “Papá, ¿cuánto dinero ganas en una hora?”
—dijo con ojos muy abiertos.

Su padre entre molesto y cansado, fue muy tajante en su respuesta.
“Eso no es asunto tuyo, ni tu madre lo sabe,¿por qué me preguntas tal cosa?”
Hijo: “Sólo quiero saber, por favor dime,¿cuánto ganas por una hora?”

El papá contrariado contestó con un simple: “100$ por hora”.
Hijo: “Oh” —El niño con tristeza agacha la cabeza hacia abajo...
“Papá, ¿puedo pedir prestado 50$?”

El padre se puso furioso: “Si la única razón por la que quieres saber lo que gano es para pedir prestado dinero para comprarte algún juguete tonto, entonces quédate en tu habitación, no salgas y piensa por qué estás siendo tan egoísta. Yo trabajo duro todos los días, como para lidiar con este comportamiento tan infantil”.


El niño en silencio cerró la puerta de su habitación. El hombre se sentó y comenzó incluso a ponerse más enojado acerca de la pregunta del pequeño. ¿Cómo se atreve a hacer tales preguntas sólo para obtener algo de dinero? Después de una hora o algo así, el hombre se calmó y comenzó a pensar: Tal vez había algo que realmente necesitaba comprar con esos 50$, después de todo, el niño no pedía dinero muy a menudo. Así pues, se acercó a la puerta de la habitación del niño y abrió la puerta.

Padre: “¿Estás dormido, hijo?”
Hijo: “No papá, estoy despierto".
Padre: “He estado pensando, tal vez yo fui demasiado duro contigo. Ha sido un día largo y descargué mi frustración en ti. Aquí tienes los 50$ que me pediste…”
El niño se irguió, sonriendo.
“Oh, gracias papá!” -susurró el niño mientras metía su manita debajo de la almohada y sacaba varias monedas.


Entonces, se levanta y agarra debajo de la almohada unas monedas y unos billetes arrugados. El hombre vio que el muchacho ya tenía dinero, empezó a enfadarse de nuevo. El niño contó despacio su dinero, y luego miró a su padre.

Papá: “¿Por qué quieres más dinero si ya tienes bastante?”
Hijo: “Porque yo no tenía suficiente, pero ahora sí.” –Contestó entusiasmado.
“Papá, ahora tengo 100€. ¿Puedo comprar una hora de tu tiempo? Por favor, mañana ven a casa temprano, me gustaría cenar contigo."

El padre se sintió acongojado. Puso sus brazos alrededor de su pequeño hijo, y le suplicó por su perdón.

Recordemos siempre, que la mejor inversión de nuestro tiempo es en la familia que tenemos, las personas que tenemos a nuestro lado y en nuestros corazones. Si el día de mañana morimos, en apenas unos breves días habría alguien reemplazándonos en el trabajo; en cambio, para la familia y amigos que dejamos atrás, la pérdida sería eterna. Valora el tiempo que pasas con los tuyos, porque no hay nada más valioso.

Aprendiendo a ser felices



Reflexión acerca de la posibilidad que tenemos de ser felices aun cuando podamos quedar abandonados en soledad.
Autor: Shoshan.


La vida es como tú la quieras hacer, nada es fácil, siempre nos encontramos con nuevos retos, y cada día es una aventura.

La vida muchas veces nos golpea tan fuertemente que hasta nos cuesta abrir los ojos por la mañana, pero en nosotros mismos está el poder hacer de nuestra vida algo bonito u optar por no revertir las cosas que nos salen mal. Siempre hay cosas por las que vale la pena seguir soñando, porque eso nos hará felices.


Si por el motivo que sea la persona con la que habías soñado y hecho planes se ha marchado de tu lado, ser feliz no será fácil para ti. En una situación así lo único que se desea es llorar y no volver a ver la luz del día.

Pero detente un momento y piensa: Le has conocido, no naciste a su lado;por lo que si ya no está junto a ti es porque el amor que decía tener por ti no era tal. Debes pensar con la mente fría, hay que saber cerrar ciclos y dejar atrás lo que te hace daño. Por nuestro bien debemos seguir adelante, pues nadie está obligado a querernos para siempre.

La vida es y será siempre bella, no te dejes angustiar por las cosas cotidianas, siempre habrá razones para querer vivir, una persona no puede ser todo lo que esperas. Mira a tu alrededor, hay mucha gente buena que siempre estará dispuesta a darte una mano cuando las tuyas no te alcancen, alguien siempre está contigo, sólo que no te das cuenta porquete has encerrado en su mundo y te olvidaste de que tienes uno propio.


Te conoces, ya sabes como eres, concédete la oportunidad de volver a querer, y seguro que con esa felicidad que irradias acercarás a muchas personas que tendrán ganas de compartir tus sueños, y porque no, puede que incluso tu amor. Disfruta cada momento de tu vida, porque son únicos, nunca habrá un día igual que el otro, disfruta de las maravillas que hay en la creación. Muchas personas se quedan tristes y amargadas por no mirar más allá de sus propias frustraciones, no seas de esas personas, aprovecha tu vida, vívela plenamente pues sólo se vive una vez.

Tu pareja jamás debiera ser el centro de tu universo,debemos aprender a vivir nuestras propias vidas, sin necesitar de esas "muletillas". Piensa en positivo, piensa que eres grande, que todos los planes con los que un día soñaste podrías llegar a realizarlos. Eres una persona única, no te aferres a cosas que no son para ti, no dejes que se te vaya la vida pensando y tratando de recuperar lo que has perdido, piensa mejor en lo que has ganado.


Date permiso para dar rienda suelta a tu vida, para sonreír, vivir y reír…Concédete permiso para llorar, amar, perdonar, recordar y olvidar… nunca dejes de soñar. Sonreirás, eso es algo que está al alcance de tus manos, nadie puede vivir la vida por ti, sólo tú tienes poder real sobre el camino que deseas tomar.

La vida es una sola, si alguien no sabe darte amor, olvídale: tú puedes tener tanto amor como desees. Si eres y has sido una buena persona, la vida acabará sabiendo premiarte. Un día mirarás el amanecer con nuevos ojos, tu vida será de muchos colores y te darás cuenta de que has aprendido a amarte y valorarte a ti misma. Eso hará la gran diferencia y hará de ti una persona independiente y segura.

Vivir como si fuese el último día.


Deberíamos...
Vivir como si fuese el último día




Todos los días deberían ser maravillosos, y pueden serlo. Deberíamos dar cabida a la cosas buenas para que se alojen en nuestros corazones.

Vivamos cada día como si fuese el último, no dejemos pasar un día sin haber hecho algo bueno para ti o para los que te rodean.

Es posible ser feliz, es posible vivir una vida gratificante, en plenitud.

Todas las cosas malas se pueden revertir, si alguna vez has hecho algo malo o piensas que has actuado mal, no pienses que eso necesariamente te perseguirá hasta el último de tus días; no es así, cada día que abrimos nuestros ojos supone una nueva oportunidad para volver a hacer las cosas bien, una nueva oportunidad de recomenzar con nuestras vidas.

Vuelve a hacer planes, no dejes que el hastío y el aburrimiento te tapen el sol, haz de tus días un nuevo renacer, una nueva oportunidad para no cometer los errores del pasado.

Ríe, eso siempre te hará bien, te dará vida, juventud, y contagiarás a los que te rodean de buenas vibraciones. Te querrán y respetarán por tener siempre la palabra justa, la sonrisa cuando un rostro esté triste. Se feliz para que todo lo que haces sea hecho con mucho amor y cariño.

-Tú diriges tus propios sentimientos, puedes sentirse como quieras-

Si te apetece llorar, no te reprimas, llora lo que haga falta, deja que todos tus sentimientos afloren para que puedas liberarte de todo lo que te aprisiona.

Ayuda a quien pide tu consejo, ofrece unas palabras, unas conversaciones con personas que lo están pasando mal. No sabes cuánto están deseando encontrar una persona que sólo le diga que "aquí estoy", "cuenta conmigo". Y aunque nada te diga, sentirá tu protección, alguien que sabe comprender por lo que pasan. Recuerda que los males de amores son los que no dejan avanzar, son lo que más cuesta sacar de nuestros corazones y de nuestra mente. Tu apoyo es muy importante.

Camina por la vida siendo una buena persona, sintiendo la brisa del aire que nos toca cuando caminamos, si vas por la vida con esa actitud tan positiva, extendiendo tus manos a quien lo necesite, serás una persona que siempre será recordada por su gran entrega.

Recuerda que no todos sonríen en este momento, tristemente hay muchas lágrimas derramas por todos lados, acércate a los que sufren, deja tu huella en este mundo.


-Regala amor-

No te guardes la bondad ni el amor, repártelo, entrégalo, regálalo, pero que no se quede sólo en ti, porque de nada te servirá el día de mañana. No hay que ser egoístas, deja cosas positivas en tu caminar por esta vida.

-Tú eres luz -

Con tu ejemplo puedes dar luz al mundo, muéstrales a las personas que te rodean que se puede ir ayudando a la gente sin esperar nada a cambio, que la mejor recompensa la tendrás al final de tu vida.

Vive tu vida a tope, recuerda que todos estamos de paso por esta vida y que cada día es como subir a una gran escalera, rocuesta, pero cuando llegues a la cima y mires hacia abajo y veas toda la gente que se benefició de tu bondad, serás la persona más feliz de la tierra.

Busca en tu interior, reencuéntrate, se una persona que es capaz de renacer cada día, en cada amanecer y en cada momento del día.

Deja que el amor y la bondad inunde tu corazón para que tu interior se ilumine.

Da lo mejor de ti a quienes viven en tu entorno.

Recuerda que lo único más grande que tú, es Dios, los demás somos todos iguales, pero podemos hacer una diferencia si amamos a nuestros semejantes. Si somos capaces de amar, también seremos capaces de ser amadas.

Viviendo de esta forma y haciendo estas cosas, nuestros días serán maravillosos, por el sólo hecho de haber tenido bondad para con nuestros semejantes nos sentiremos bendecidos.



Autor: Shoshan.

lunes, 15 de septiembre de 2014

¿Qué es un papá?



Un papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre biología, seguida de una de matemáticas. Es un super héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta.

Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se muera de miedo por dentro.

Un papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida. Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero.

Un papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía.

Ser papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón.

¡Te admiro papá!
Autor: Anónimo



Aprendiendo a olvidarte


Cuando me dicen que tengo que olvidarte, es cuando más te recuerdo, y cuanto más me dicen que no me convienes, más quedo pensando en ti. Soy consciente de que es cierto: no me haces ningún bien, pero no puedo evitar quererte como te quiero. No puedo borrar de una pincelada todas las cosas que hemos pasado juntos, he leído revistas de autoayuda, médicos, y todo lo necesario para salir adelante y no podía, era como que me ponían cemento en los pies y no me podía mover. Aunque me tratabas como basura ahí seguía yo, esperando algún milagro que te hiciera cambiar.

Pasó el tiempo, seguí siendo la mujer que cumplía tus necesidades, la que siempre perdona, la que siempre espera a que vengas a verme, y así me fui perdiendo y aniquilando como persona, pues sólo miraba por ti y a través de ti. Sabía que estaba mal, que no me respetaba… pero estaba tan emocionalmente acabada que ya ni sabía lo que era el respeto propio. Yo era tu marioneta, aquella mujer a la que a veces le tocaba la suerte de que me vinieras a ver o recordases que existía, algo que ya era un hábito en mí, el llorar esperando que me llamaras o vinieras a casa.


Pero una mañana cualquiera me miré al espejo y me dije:
“Estoy perdida, sé que él no se merece que le ame pero, ¿cómo me arranco este amor del corazón?, ¿cómo le pido a mis ojos que detengan sus lágrimas cuando lo único que deseo es llorar por no tenerlo como yo quisiera?”

Había pasado muchas noches leyendo revistas, muchas noches tratando de concienciarme que no te merecías nada de mí. Pero a la hora de la verdad, cuando llegabas me olvidaba de todo lo que había sufrido y corría a tus brazos para que me regalaras un poco de tu tiempo, y eso me bastaba, me convertí en menos que la basura que había en mis zapatos. No tenía dignidad, y mucho menos orgullo, pero ¿quién le dice al corazón de esas palabras? Yo sólo sabía que te amaba y que no podía vivir sin ti, todo lo que me decían me entraba por un oído y me salía por el otro porque yo confiaba en ti, no en todas esas personas extrañas que me decían que estaba mal, que mi relación no era sana.

Yo no lo podía comprender, estaba en un hoyo del cual yo misma rehusaba salir, porque si dejaba que mi otro yo aflorara no te vería más.Evitaba confrontaciones, sólo quería palabras bonitas y que la casa estuviese perfecta para que al venir te sintieras a gusto. Pero durante tus largas ausencias me fui enfermando de tanto esperar, ya no era ni la sombra de lo que habías conocido, lo había perdido todo, me aislé de todos lo que me hablaban mal de ti, porque tú para mí eras mi mundo.
Fue tanto el desgate de la relación que caí enferma, tú no apareciste por ningún lado. Todo estaba acabado para mí, sin ti ya no quería vivir, no podía ni respirar si no estabas tú, era dependiente de ti, total y absolutamente de ti.


Cuando toqué fondo y sentí que mi vida era un hilo, reaccioné, me levanté de entre las cenizas como pude, con muletas pero me levanté de nuevo. Mi vida contigo me pasó por la mente como una película y me odié por ser tan poca cosa, y dije “¡Basta, no más! No quiero verte más, me has hecho daño y me dejaste en la calle sola, sin amigos sin familia, mientras tú vivías alegremente tu vida.”

Ese día me levanté, volví a mirar la vida con buenos ojos, busqué ayuda, sabía que aún te amaba porque no se puede dejar de amar con sólo decirlo, pero hay que sanar heridas y ser valientes, mantenerse firmes al tomar una decisión.

Retomé mi vida, volví a reinventarme y salí adelante, pisé fuego, pasé por valles oscuros todo lo malo lo viví, pero hoy que ya es pasado, te veo acabado. No te odio, me das pena pero JAMÁS volvería contigo.El tiempo hará lo suyo y un día quedarás en tan sólo un recuerdo, pero nunca más volveré a caer tan bajo como caí, mendigando amor… nunca más me volverá a ocurrir.

Me di cuenta que soy mujer, valiente, DECIDIDA,
con amor propio, y que mañana para mí será otro día.
- Ya no lloraré por ti y por nadie,
nunca buscaré sobras de otras –
- Para llegar a mí hay que hacerlo con respeto y amor -

Te deseo suficiente


Recientemente, no pude evitar escuchar a un padre y a una hija en sus últimos momentos juntos en la puerta de abordaje del aeropuerto. Ya habían anunciado la salida del vuelo y, parados junto al puesto de seguridad, se abrazaban y él dijo:

"Te amo. Te deseo suficiente".

Ella a su vez dijo: "Papito, nuestra vida juntos ha sido más que suficiente. Tu amor es todo lo que siempre he necesitado. También te deseo suficiente, Papito". Se besaron y ella se fue.

Ell caminó hacia la ventana donde yo estaba sentado, parado allí pude ver que quería, que necesitaba llorar. traté de no inmiscuirme en su privacidad, pero él, mirandome, medio abrió la puerta al preguntarme:
"¿Alguna vez le ha dicho adiós a alguien sabiendo que es para siempre?"
"Sí, lo he hecho", respondí.

El decir esas palabras me recordó sobre la manera como pude expresar mi amor y aprecio por todo lo que mi papá había hecho por mí. Reconociendo que sus días estaban casi contados, tomé la oportunidad para decirle, cara a cara, cuánto significaba para mí. Así que sabía lo que este hombre experimentaba. "Perdóneme por preguntar, pero, ¿por qué es este adiós para siempre?" pregunté. "Ya estoy viejo y ella vive muy lejos, tengo serios desafíos por delante y la realidad es que, su próximo viaje será para asistir a mi funeral", me dijo.
"Cuando le decía adiós, le oí decirle: "Te deseo suficiente. ¿Pudiera saber qué significa eso?"
Comenzó a sonreír. "Ese es un deseo familiar que nos ha sido pasado de generación a generación, mis padres solían decírselo a todos sus hijos y nietos".
Hizo una pausa momentánea y miró hacia arriba como queriendo recordar cada detalle, se sonrió aun más. "Cuando decimos 'Te deseo suficiente', estamos queriendo que la otra persona tenga una vida llena con las suficientes cosas buenas para sostenerla".
Entonces, volteándose hacia mí, compartió conmigo lo siguiente, para recirtase de memoria:

"Te deseo suficiente sol para mantener tu actitud brillante.
Te deseo suficiente lluvia para que puedas apreciar mejor el sol.
Te deseo suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo.
Te deseo suficiente dolor para que los más pequeños gozos de la vida se vean mucho más grandes.
Te deseo suficientes logros para satisfacer tus deseos.
Te deseo suficientes pérdidas para que puedas apreciar todo lo que posees.
Te deseo suficientes holas para que te ayuden a decir el adiós final".
Entonces comenzó a sollozar y se alejó caminando.

Tu vales mucho


No minimices tu valor comparándote con otros. Son esas diferencias lo que nos hace seres especiales.

No hagas tus metas por lo que otras personas sea importante, solo tú sabes lo que es mejor para ti.

Nunca tomes en vano las cosas cercanas a tu corazón, aférrate a ellas como te aferras a la vida, pues sin ellas la vida no tiene sentido.

No permitas que tu vida se resbale por tus dedos, viviendo en el pasado o viviendo en el futuro. Vive tu vida un día a la vez y podrás disfrutar todos los días de tu vida.

No te rindas cuando aun no tienes algo que ofrecer. Nada es realmente en vano hasta el momento en que tu decides dejar de intentarlo.

Es un hilo muy frágil lo que nos une a los otros. No tengas miedo de encontrar riesgos que aprendemos a vivir.

No le cierres la puerta al amor diciendo que es difícil de encontrar.

La manera mas rápida de encontrar amor es dando amor. La manera mas rápida de perder al amor es aferrándonos muy fuerte a él.

No rechaces tus sueños, sino ten esperanza. Si no tienes esperanza no tienes un propósito.

No corras por la vida tan rápido que olvides, no solamente donde has estado sino hacia donde vas.

La vida no es una carrera sino una jornada para ser saboreada a cada paso que des.

domingo, 14 de septiembre de 2014

5 razones por las que se nos olvidan las cosas!!!




¿Eres olvidadizo? A continuación 5 razones por las que se nos olvidan las cosas!

1) RUIDO EN LA CABEZA.- Por lo general andamos pensando en mil cosas al mismo tiempo. El pasado, el futuro. Los pendientes personales y laborales nos agobian. Suponemos cosas de otros. A veces se nos olvida que todo es AQUÍ y AHORA. No sabemos escuchar, poner atención. Un buen principio sería ESCUCHAR GENEROSAMENTE al otro; Es decir guardar silencio y sin interrumpir escucharnos a nosotros mismos y a otros.


2) NO SER ORGANIZADO. Se nos olvidan cosas porque somos desorganizados en nuestra vida. Nuestros objetos personales andan de un lado a otro, no sabemos dónde están y siempre es un suplicio encontrar algo.Lo mismo reflejamos en nuestro trabajo. Comenzar a ser organizado es un buen principio para que no se nos olviden las cosas.


3) NO ASIGNAR PRIORIDADES. Tenemos una lista con nuestros pendientes, pero no asignamos los que son URGENTES, NECESARIOS y los que PUEDEN ESPERAR. Anotarlos en una lista poniendo en primer lugar los urgentes, luego los necesarios y después los que pueden esperar es un buen principio para que no se nos olviden las cosas.


4) DECRETARLO. El poder de la mente es muy poderoso. Cuándo decretamos algo le estamos enviando un mensaje al universo de lo que somos y lo creemos. Decretar que eres olvidadizo te convierte en eso. Mejor decreta " A MI NO SE ME OLVIDA NADA" y empieza a generar este cambio.


5) ABUSO DE APARATOS TECNOLÓGICOS. Hoy día dependemos tanto dela tecnología que se ns olvidan nuestros propios teléfonos!! Todo lo registramos ahí!! Lo mejor es que hagamos un esfuerzo por aprendernos algunos teléfonos de personas muy cercanas sin necesidad de confiar en el teléfono. Sí lo pierdes, se puede volver un viacrusis porque no los recuerdas!! Te sugerimos anotarlos en físico ó respaldarlos en alguna nube para que no se pierdan.

Un aprendizaje Muy Sabio ☺







Aprendí que la memoria no borra, esconde…
Aprendí a escuchar cuando oí tu silencio.
Aprendí a recordar cuando entendí que todo vale la pena.
Aprendí que no termina, que cambia de forma.
Aprendí que se puede amar eternamente
Aprendí que si compito contra el tiempo, siempre pierdo.


Aprendí que los amores eternos pueden terminar en una noche…
que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos
Aprendí que nunca conocemos a una persona de verdad
que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de mamá
Aprendí que el que quiere puede y lo consigue.
Aprendí que a veces el que arriesga no pierde nada y que perdiendo también se gana

LA TRISTEZA Y LA FURIA"




Había una vez un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente.


Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia. Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos entraron al estanque.
La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida -sin saber por qué- se baño rápidamente y más rápidamente aun, salió del agua.


Pero la furia es ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró. Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza. Y así vestida de tristeza, la furia se fue.


Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque.


En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba. Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.


"Cuentan que a veces, cuando uno ve al otro furioso, cruel, despiadado y ciego de ira, parece que estuviera enojado, pero si uno se fija con cuidado, se da cuenta de que la furia es un disfraz, y que detrás de esa furia salvaje, se esconde en realidad la tristeza"

HEY.. DETENTE A LEER

Ella: ¿Hola?
Él: Hola, soy yo!
Ella: (Se queda en silencio un momento) ... Tú otra vez?
Él: No me cortes! Déjame decirte algo!
Ella: ...
Él: Mira, yo sé que terminamos, pero ... Aún te amo! No importa si ya no quieres estar conmigo ... Pero no podemos dejar de hablarnos! Me prometiste que nunca saldrías de mi lado sin importar lo que pase, ¿no?
Ella: (Silencio) ... Todavía no te diste cuenta? Quiero olvidarte.
Él: Lo entiendo, pero podemos ser amigos.


Ella: No, no podemos.
Él: ¿Por qué?
Ella: ...
Él: Eramos muy felices, ¿no? Tuvimos un montón de diversión juntos ... Con sólo mirar el uno al otro, ya sonreíamos ... Pocas palabras han hecho que nuestro día valga la pena, no lo es?
Ella: Sí ......
Él: ¿Y qué?
Ella: ...
Él: Responde.
Ella: Por qué no quiero volver a verte. Me has hecho llorar mucho.
Él: Lo sé, pero yo también te hize sonreír mucho, ¿verdad? Sé que no debería haber dudado de ti ...
Ella: Ya es demasiado tarde.
Él:-Pero
Ella: Adiós.
Él: Espera, me-
(Cuelga el teléfono)

Unos días más tarde...

(Suena el teléfono)
Ella: ¿Hola?
Él: Hola, yo otra vez!
Ella: Aff, lo que quieres esta vez?
Él: ¡Relájate! Yo sólo quiero hacerte una pregunta ...
Ella: (Silencio) ... Dime.
Él: ¿Vos me amaste?
Ella: Amé.
(Ambos están en silencio por un tiempo)
Él: Bueno ... entonces no era una mentira ... Oye, te puedo decir algo?
Ella: Dime.
Él: Aún te amo, ¿ok? Yo siempre te amaré. Te lo prometo, no importa cuánto tiempo pase, yo siempre te amaré.
Ella: (Silencio) ... Am.. ok.
Él: ¡En serio!
Ella: ...
Él: ¿Estás ahí?
Ella: (Cuelga el teléfono)

Ha pasado un mes...
(Suena el teléfono)
Ella: ¿Hola?
Él: Soy yo, no cuelgues!
Ella: ¿Por qué no habría de hacerlo?
Él: Mira, por favor, vamos a terminar este asunto. Para de evitarme. No te veo más en la escuela!
Ella: Me me cambié de escuela.
Él: ¿Eh? ¿Por qué?
Ella: No quiero verte.
Él: .....
Ella: ¿Y entonces? ¿Qué quieres decirme?
Él: ¿Por qué actúas como si quisieras hacerme daño?
Ella: (Silencio.)
Él: ¿Eh?
Ella: ¿Y tú, no me hiciste daño? Juraste que confiarías en mí!
El: ....
Ella: Hiciste promesas para luego no cumplirlas..!
El: ....
Ella: ¿Por qué no te olvides de mí, ¿eh?
Él: ¿Por qué es el día en que me olvido de ti ... Yo habré muerto.
Ella: Entonces, muérete!.
(Off)

Unos cuantos meses más se pasa. El chico continuó marcando su número... Hasta que un día, por alguna razón, ella atendió.

Ella: ¿Hola?
Él: Soy yo.
Ella: ¿Qué vas a hacer ahora?
Él: Calma, no llamé corriendo detrás de tí.
Ella: ¿Eh?
Él: Sí, te he olvidado.
Ella: (Silencio.)
Él: Sólo llamé para decir eso.
Ella: ¿Por qué te decidiste a olvidar? (Con voz temblorosa)
Él: ... Porque me lo pediste pediste.
Ella: ¿Cómo así?
Él: Te amo y siempre te amaré. Pero te olvidaré.
Ella: ¿Qué? No entiendo!
Él: Adiós.
Ella: ¿Qué? ESP--..
(Pero él ya había colgado)

UN MES se pasa y el muchacho nunca volvió a llamarla. La chica preocupada decidió ir a la casa del chico a ver cómo estaba... y una señora (madre del chico) abrió la puerta.
Ella: ¡Hola!
Mamá: ¡Hola! .. (La madre del niño tiene un tiempo, pero reconoce el hijo del ex) ¿Cuánto tiempo! ¿Qué estás haciendo aquí?
Ella: Yo vine a ver cómo está su hijo.
Madre: (empieza a llorar)
Ella: Señora, ¿qué pasó?
Madre: (llorando) No te has enterado?
Ella: ¿Qué?
Madre: .. El se suicidó...
Ella: ¿Qué? (Sus ojos se llenan de lágrimas)
Madre: (llorando) Creo que fue para ti que dejó esta carta.

La chica recibió la carta y se fue a su casa. Cuando llega a casa, se encerró en su cuarto, se puso a llorar y
solo algunas horas después tuvo valor para leer la carta que decía así:

"Sé que se rompí una promesa cuando no confié en ti ... Pero yo no quiero romper más ninguna ... Ahora puedo decir ... que te he olvidado."

La chica entendió que la última llamda era una despedida. El le había avisado pero ella no había entendido. El muchacho había cumplido la promesa que la amaría hasta el final y que se olvidaría de ella solo cuando muriera. El chico quiso demostrar que cumpliría sus promesas de una manera u otra.

Lo que el tipo no sabía era que la chica esperaba sus llamados todos los días. Y cuando colgaba, ella se ponía a llorar. Por mas que ella le dijo que quería olvidarlo, ella estaba apenas intentando convencerse a si misma. Ella siempre lo había amado pero no quería admitir.

Al día siguiente, la niña fue encontrada en su cuarto ahorcada con una carta que estaba escrito:

"Tu cumpliste tu promesa, ahora tengo que cumplir las mias. "Yo me quedaré a tu lado, no importa lo que pase".

Los dos cumplieron sus promesas. Pero los dos lamentaban una sola cosa. No las cumplieron juntos en la vida.
Todavía da tiempo ... Sé fiel tu novia/o y cumple con lo que le prometiste...

Nunca pensé que nos enamoraríamos




Los dos ya veníamos de relaciones intensas que habían terminado fatal.

Estuvimos así un tiempo largo, y al final pasó que nos enamoramos. Yo no me lo imaginaba y no por nada, porque es una mujer maravillosa, quizá por eso, porque era como demasiado para mí, entonces no imaginaba que pudiésemos llegar a mucho más que eso.Cuando la conocí nunca imaginé que viviríamos esta historia de amor, porque todo empezó bastante frío entre nosotros, quedábamos de vez en cuando pero no había sentimientos, nos lo pasábamos bien juntos, teníamos sexo, nos reíamos, en fin, algo bastante físico.
Además, los dos ya veníamos de relaciones intensas que habían terminado fatal y estábamos bastante escarmentados, y tenemos una edad como para estar con tonterías y pasarlo mal, cansados de todo!
Pero pasaba el tiempo, cada vez mejor juntos, sin malos rollos, todo era fácil, divertido y cómodo, nos gustaba estar juntos, y cuando nos dimos cuenta estábamos metidos en una relación preciosa que nos hace muy felices a los dos.
Por eso quiero decir a todas aquellas personas que tienen miedo a sentir, miedo a enamorarse, que se den una oportunidad, que puede salir bien, y quien no lo intenta nunca sabrá lo feliz que se puede ser.

PROBABLEMENTE ESTE CORTO RELATO NO TENGA QUE VER CON EL GIF PERO AMBAS ME GUSTARON Y TENIA QUE PONERLAS JUNTAS

sábado, 13 de septiembre de 2014

QUIERO AMARTE HASTA SABER QUE YA NO EXISTE ESA PALABRA ♥


UNA HISTORIA MUY LINDA

-Una pareja de jóvenes estaban muy enamorados y se iban a casar. Unos meses antes de la boda, la novia tuvo un accidente y quedó con el rostro totalmente desfigurado...
"No puedo casarme contigo”, le comunicó
En una carta a su novio, “quedé marcada y muy fea para siempre, búscate a otra joven hermosa como tú te mereces, yo no soy digna de ti”
A los pocos días la muchacha recibió esta respuesta... de su novio: “El verdadero indigno soy yo, tengo que comunicarte que he enfermado de la vista y el médico me dijo que voy a quedar ciego... Si aun así estás dispuesta a aceptarme, yo sigo deseando casarme contigo”
Y se casaron, y cuando lo hicieron, el novio estaba ya totalmente ciego. Vivieron 20 años de amor, felicidad y comprensión, ella fue su lazarillo, se convirtió en sus ojos, en su luz, el amor los fue guiando por ese túnel de tinieblas.
Un día ella enfermó gravemente y cuando agonizaba, se lamentaba por dejarlo solo entre esas tinieblas. El día que ella murió, él abrió sus ojos ante el desconcierto de todos… “no estaba ciego” - dijo- “fingí serlo para que mi mujer no se afligiera al pensar que la veía con el rostro desfigurado, ahora mi amor descansa en ella”
El verdadero amor ve más allá de la belleza física, porque el verdadero amor, va con el corazón.
Vivimos en un mundo de apariencias, donde se califica a las personas según su aspecto físico, pero el verdadero amor embellece más que el más caro tratamiento de belleza; la belleza se acaba, pero el amor verdadero vive para siempre.

- La vida es una cámara de tortura, de la cuál sólo saldremos muertos.



 
Llevaba dos días en cama, apenas había comido... Lo único que hacía era llorar y cuando no podías más dormía escasamente dos horas, y volvía a llorar. No tenía fuerzas para levantarse, toda su energía se había esfumado cuando él abrió la puerta, dijo que se iba con otra, que de ella ya se había cansado, y volvió a cerrarla tras de él, llevándose todo un cúmulo de sentimientos y consumiéndola a ella en la más profunda tristeza.

Ella sabía que él no se merecía sus lágrimas, pues la había abandonado sin más, como si nunca la hubiera querido, pero ella lloraba por todos los momentos felices que habían pasado y que ahora descubrió que sólo eran una mentira, por todo el amor y cariño que ella sentía por él y que él nunca llegó a sentir por ella, por haberse dejado engañar tan fácilmente por aquel hombre cruel, por eso y por más lloraba ella. Ya no tenía valor para levantarse de nuevo, no tenía ánimos para nada, temiendo que la volvieran a engañar... Su vida se había escurrido por el alcantarillado de aquella ciudad gris, ya no tenía vida, ya no era más que una sombra, ya no tenía coraje para decidir ser fuerte, ya sólo le quedaba una opción, y así lo hizo, se arrastró hasta la mesilla del salón, abrió el candado del último cajón, sacó la caja fuerte y de ella extrajo el revolver, y.. hay mismo termino con tanto dolor .....

El viajero paralelo








Ella:¿Qué haces?
El:Nada, juego con una pelota jaja... Te extraño.
Ella:Yo también, quiero verte. ¿Qué tan lejos
está Roma de Madrid?
El:Hmmm, no sé. Tengo una idea, pero dirás que
estoy loco.
Ella:¿Qué idea?
El:No cuelgues, voy a cambiarme y a empacar algo
de ropa.


Ella:¡¿Qué?! ¿Ropa para qué? ¿De qué hablas?
El:Te necesito; necesito verte.
Ella:Estás demente jajaja, no eres capáz.
El:¿Bromeas? Lo haré, pero tienes que hablarme
todo el camino.
(Empaca, sale al auto y empieza a conducir)
Ella:Esto es una locura, aún no te creo capáz.
El:Estoy decidido; ¡si no te veo me volveré loco, lo
sé!
(Se oye un frenazo y cornetas de autos)
El:¡Sal de mi camino, idiota! ¡Voy a ver al amor de
mi vida!
Ella:¿Qué pasó? ¿Estás bien?
El:Sí, sólo un imbécil daltónico que no sabe la
función de un semáforo.
Ella:Jajaja. Te amo.
Él se queda pensativo unos segundos mientras
conduce...)
El:Yo también te amo.
(Llega al terminal y empieza a hablar con la
encargada de los boletos)
El:Señorita, ¿a qué hora sale el primer tren a
Madrid?
Ella:¡¿Es en serio?!
Srita:Sólo queda un boleto y sale en una hora
aproximadamente.
El:Perfecto; quiero ese boleto.
Ella:¡Respóndeme! ¡Estás demente!
El:Shhh. También quieres verme, ¿o no?
Srita:Aquí está, disfrute el viaje.
El:Gracias.
Ella:¡Qué nervios! ¿Cómo me haces esto? Estás
loco, Angel.
El:Jajaja. Así de loco me quieres.
Ella:¡No! En serio, ¿estás seguro de lo que estás
haciendo? ¿Dónde te vas a quedar?
El:Jajajaja. Rayos, no lo había pensado. ¿Estás en
tu computadora?
Ella:No, pero está cerca, ¿por qué?
El:Consigue el número de un hotel cercano y me lo
pasas, por favor.
Ella:Hmmm, bueno; ¿cómo llamarás sin colgar?
Dijiste que hablaríamos todo el camino.
El:Existe más de un teléfono en el mundo, mi
cielo.
Ella:Tonto. ¿Tienes para anotar?
El:Sí, dime.
(Ella le da el número del hotel)
El:Jaja gracias; ya reservo.
(Él llama y reserva una habitación)
Ella:No lo puedo creer aún, de verdad.
El:Cálmate; no es nada comparado con todo lo
que yo haría por ti.
Ella:Cállate, eres un tonto.
El:Te amo.
Ella:Yo también te amo.
El:Estoy aburrido, divierteme mientras espero al
maldito tren.
Ella:¡No maldigas! Maldita sea.
El:Jajaja tonta.
Ella:Estás demasiado demente.
El:¿No tienes otra cosa que decirme? Ya sé que
estoy demente jajaja.
Ella:Hmmm, ¿cómo se supone que te divierto?
El:No sé; creo que ya subiré al tren.
Ella:¿Te dejan ir con el teléfono?
El:Eso espero, dije que hablaríamos todo el
camino.
(Entra al tren; por suerte, aún hablando por
teléfono)
(Ella ríe con un tono de ironía)
El:¿De qué te ries?
Ella:De nosotros, esto es increíble.
El:Si no quieres no lo hago.
Ella:Jajaja estás en el tren, no hay vuelta
atrás; a demás, si quiero y lo sabes.
El:Jajaja es verdad, igual no pienso dar marcha
atrás.
Ella:¿Qué se supone que le diré a mi mamá?
El:No sé, tampoco lo había pensado.
Ella:¿A quién engañas? Tú no piensas jajaja.
El:Gracias, yo también te quiero, corazón. (Tono
de ironía)
Ella:Sabes que sí jajaja.
El:Si no fuera así, no estaría en esta locura.
Ella:Dime qué ves.
El:Mucha gente, muchos asientos... (Mira por la
ventana.) Hmmm, árboles, más gente, casas.
Ella:Quiero estar ahí contigo.
El:Aquí estarás cuando te secuestre y nos
escapemos jaja.
Ella:¡Sí, claro!
El:Esto se está moviendo ya.
Ella:Qué locura, no puedo creerlo.
El:Es real, nos veremos en unas horas.
Ella:¿Qué llevarás puesto? ¿Cómo te reconozco?
¿Dónde nos veremos?
El:Cálmate, una pregunta a la vez jaja.
Ella:¡Responde, no es chiste!
El:Sueter blanco, jeans, gorro blanco... ¿Podemos
vernos en el parque del que me hablaste?
Ella:¿El que está aquí cerca de donde vivo?
El:Sí, ese.
Ella:¿Cómo sabrás cómo llegar aquí?
El:Preguntando, supongo, después me las arreglo,
es lo de menos.
Ella:¿Es en serio todo esto?
El:Amor, estoy montado en un tren; escuchaste
mientras compraba el boleto; casi que me
reservaste la habitación del hotel; ¿Te queda
alguna duda?
Ella:Es que es tan surrealista; esto no pasa; no a
mi.
El:Está pasando. Ahora dime: ¿cómo te
reconoceré?
Ella:¡Ni siquiera sé qué ponerme!
El:-En voz baja- Mujeres...
Ella:Cállate, te escuché.
El:Jajajaja perdón, perdón. ¡Ya dime!
Ella:¡No lo sé! -Se levanta, busca entre su ropa-
¡No tengo nada para ponerme!
El:Qué exagerada, algo ha de haber; sino así
mismo como estés.
Ella:¡¿Qué?! No, estoy en pijama, Angel.
El:No me importa lo que lleves puesto, me importa
que seas tú. ¡Quiero verte ya!
Ella:Ya, después veré; mientras busco, dime qué
ves.
El:El cielo...
Ella:¿Cómo está? Descríbelo para mi.
El:Azul, con pocas nubes... Tienes que verlo, le
tomaré una foto.
Ella:Tómate una foto a ti también.
(Le toma la foto a la ventanilla y una a él con
los ojos cerrados con fuerza y sacando la
lengua)
El:Ya está, salí feo, ya no me vas a querer.
Ella:Jajaja ¡Quiero verla!
El:Quiero una foto juntos. No, ¡quiero MUCHAS
fotos juntos!
Ella:Qué vergüenza que me vean contigo, mejor
no jajaja.
El:Jajaja ok. ¡Me quiero bajar del tren, el amor
de mi vida ya no me quiere ver!
Ella:¡Cállate, loco! Qué idiota eres, ¡qué idiota!
El:Tú te lo buscaste jajaja.
Ella:¿Cuánto falta?
El:No lo sé, no mucho, supongo...
(Pasadas unas horas el tren se detiene, él se
baja y busca su equipaje)
El:¿Dónde puedo alquilar un auto? No te sacaré
a pasear en bus jajaja
(Ella le dice el sitio, él para un taxi y va por un
auto; luego empieza a conducir a la casa de ella)
El:¿Dónde era?
Ella:¿Dónde estás?
El:Jajaja no tengo idea. Espera, ya sé.
(Para otro taxi y le indica la dirección a donde
va para que lo guíe)
El:Soy un genio; le dije a un taxista que me
conduzca hacia allá.
Ella:¡Y yo aún no sé qué ponerme!
El:Estoy cerca.
Ella:¡¿Qué?! ¡¿Ya?!
El:Sí, pero antes tengo que comprar una cosa,
tienes tiempo.
Ella:¿Qué cosa?
El:¿Qué te importa? Jajaja no te quiero decir.
Ella:¡Dime!
El:Ehmm, nada, nada, ya voy para allá.
Ella:Hmmm ok.
(Se detiene en una floristería y compra la rosa
más bella del lugar)
Ella:¿Qué es eso que se oye? ¿Dónde estás?
El:Nada, ya voy en camino.
Ella:¡Nunca me dices nada!
El:Ya tendrás oportunidad de golpearme por eso
jaja.
Ella:Sí, es lo primero que haré.
El:¡Escucha! Pon atención.
Ella:¿Qué?
(Le sube el volumen al radio del auto; se oye
"just the way you are" - Bruno mars)
El:When I see your face...
Ella:¡Te odio! Cantas feo, cállate.
El:No me importa, canta conmigo.
Ella:No, eres demasiado tonto jajaja.
El:Estoy en el hotel que me dijiste. ¿Ahora hacia
dónde?
(Ella le indica la dirección y él llega a la puerta
de la urbanización, donde habla con el vigilante)
El:Buenas tardes.
Vigilante:Sí, ¿qué se le ofrece?
El:Vengo a ver a Andrea Gutierrez. Casa número
10.
Vigilante:Ok, pasa.
El:Gracias.
Ella:¡Dios!
El:Dios no; Angel, por favor.
Ella:Imbécil jajaja.
El:Ya estoy afuera, no sé qué casa es la 10, así
que iré al parque.
Ella:Espérame ahí.
El:Estoy nervioso, ya no quiero jajaja.
Ella:¡Vete, pues!
El:¿Después de todo lo que recorri? Estás loca.
Ella:Ya estoy lista, voy para allá, ¿ya puedo
colgar?
El:¡No! Quiero verte llegar hablando por teléfono.
Ella:Jajaja ¿por qué?
El:¿Qué haré mientras vienes? Hablarte me calma.
Él está sentado en uno de los bancos del parque
impaciente por verla y escondiendo la rosa
detrás de sí. No para de reirse de los nervios por
el teléfono y no puede evitar mirar hacia las
casas a cada segundo para verla llegar. De
pronto ve que alguien se acerca; una chica de
cabello largo y castaño. La chica está sonriendo y
sosteniendo un teléfono. Ella lo mira y baja la
cabeza riendo de los nervios. Los dos se
sonrojan. Él se levanta y va hacia donde está la
chica.
Ella:¿Hola? Jajaja qué locura, en serio.
El:Wow...
Ella:¿Qué? Cállate, estoy demasiado nerviosa.
El:¿En serio eres tú?
Ella:Duh, tonto.
El:Eres demasiado hermosa.
Ella:¡Cállate!
El:Tengo algo para ti.
(Saca la rosa y se la entrega mirando fijamente
sus ojos mientras ella casi no puede sostenerla
de los nervios)
Ella:Gracias... Qué hermoso.
El:No podía llegar con las manos vacías.
Ella:¿Nos sentamos? Creo que tenemos demasiado
de qué hablar...
El:Claro, vamos.
(Se sientan en el banco donde él esperaba en un
principio y comienzan a hablar. Ninguno de los dos
puede creer que el otro esté así; tan cerca)
El:Ven, vamos a los columpios.
(La toma de la mano y van corriendo como niños;
se sientan a seguir conversando)
Ella:Dime, ¿soy como imaginabas que sería?
El:No... Eres aún más perfecta... A ti puedo
tomarte de la mano y ver como te sonrojas
cuando te ries.
Ella:Cállate.
(Lo suelta y se cubre la cara con sus dos manos.
El rie tiernamente al ver que se ruborizó por lo
que dijo. Toma una de sus manos y empieza a
jugar con sus dedos. Ambos se miran. Él le aparta
el cabello de la cara rozando suavemente sus
mejillas y ella toma su mano. Ambos sonríen, no
pueden creerlo...)
Ella:Quiero ver la foto que le tomaste al cielo y
la tuya.
El:Listo, pero no puedes burlarte de mi.
Ella:Trataré, pero sé que saliste muy feo.
(El saca la cámara y le enseña las fotos. Ella se
queda mirando la foto de él con ternura y una
sonrisa se forma en su cara)
El:Ya viste, jaja devuelveme la cámara.
Ella:No, sonríe.
(Ella apunta la cámara hacia él y le saca una
foto)
El:Ey, tenemos que salir los dos, sino no vale.
Él se levanta y toma la cámara; se inclina detrás
de ella poniéndose a un lado y enfoca la cámara
hacia los dos. En eso, sin querer, sus mejillas se
rozan y él se aleja un poco para voltear a
mirarla. Ella hace lo mismo y se miran
mutuamente. Él se acerca y cierran los ojos. Roza
sus labios con los de ella y empieza a besarla a
lo que ella responde. Fue el beso más hermoso, el
momento más hermoso en la vida de ambos. Al
darse cuenta de lo que estaba pasando, se
separan un poco y se abrazan. No quieren que ese
momento se termine.
Ella, tartamudeando y casi sin poder hablar de
los nervios, finalmente dice:¿Y la foto..?
El:Claro, la foto...
Ambos sonríen y él toma la foto. Se queda
admirandola unos segundos y, sin quitarle los
ojos de encima a aquella cámara, toma la mano
de ella y la aprieta suavemente.
Él despierta con lágrimas en los ojos, le da un
golpe a la almohada y se vuelve a dormir...