viernes, 3 de octubre de 2014

Si tú me quisieras



- ¿Tu me quieres dejar de ver?
Ella levantó la mirada para encontrarse con aquellos ojos que la escrutaban buscando una respuesta.
Tragó saliva y sus labios se abrieron. Las palabras dudaron si salir de sus labios.
-No.-dijo de forma casi inaudible. Cerró los ojos. Inspiró fuerte y continuó hablando un poco más fuerte.- No te quiero dejar de ver-abrió los los ojos y miró a los de él- Pero sé que si te sigo viendo, voy a salir aún más maltrecha. - su garganta se cerró un poco- Ya... Ya sabes lo que siento por ti. Y yo sé lo que tú sientes por mí. Tú no me quieres. -Se encogió de hombros y su mirada se sintió caer triste- Al menos, no como yo te quiero a ti. Y por si no te has dado cuenta, yo sufro con esto.
Hizo una pausa esperando a ver si él decía algo y al ver que no lo hacía, ella continuó.
- Yo iría al fin del mundo por ti. Lucharía contra el mismísimo Hades si fuese necesario. Pero tú no. Y me he dado cuenta ( y cansado también) de que esto no es amor. Porque si esto fuese amor de verdad, seria correspondido. Y yo no suplicaría cada día para verte, por tener una llamada tuya; una caricia o incluso un beso.
Si tú me quisieras yo no tendría que estar buscándote a cada rato.
Si tú me quisieras, yo no lloraría casi cada noche por tener miedo de no volver a verte.
Si tú me quisieras, yo no sería tan insegura.
Si tú me quisieras, yo no estaría rezando cada noche porque sintieras por mí lo que sientes(o sentías) por ella.
Si tú me quisieras, no hablarías todo el rato de ella. Ni compararias.
Si tú me quisieras, mis días no serían grises.
Si tú me quisieras, mi corazón no temblaría desacompasado.
Si tú me quisieras...
Pero no. Tú no me quieres.

Adiós




Por Ontanaya 
Enviado el 28/09/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario